lunes, 26 de enero de 2015

GRIPE SE ESCRIBE CON A

       Hay una absoluta protagonista estos días por el hospital. Y no es ni Belén Esteban y lo que cobra por malograrse en Gran Hermano VIP (¿de verdad VIP?... ¡qué bajo tenemos el listón, madre santa!), ni Cristina Pedroche y su aparente gordura (para mí quiero sus kilos), ni Sovaldi, ni Olysio (los nuevos tratamientos de la hepatitis C que inexplicablemente no llegan a España). No, estas dos últimas semanas en mi hospital, y podría aventurar que en todos los de España, la absoluta estrella es la GRIPE que se apellida A.

         
       Los pasillos de las Urgencias están como los de los centros comerciales en Navidad. Las citas de atención primaría se demoran días por el colapso, y ¿todavía dicen los expertos que no hay datos de epidemia?… Porque es lo que dicen y yo a los expertos los creo...  entonces ¿qué estamos haciendo mal para que haya tal nivel de saturación? Se me ocurre: cerrar plantas, consultas, ir justitos y a la que hay un imprevisto caer al vacío sin paracaídas ni colchoneta (hay que jorobarse ¡con lo que pagamos de Seguridad Social!); pero solo se me ocurre… yo no digo nada.

         El estrés que se está viviendo desde hace dos semanas en mi hospital es de lexatín cada ocho horas, y psicólogo de por vida. Yo sueño hasta con que el médico de admisión me llama cada 10 minutos para presionarme porque ha de subir a los enfermos a la planta pero a mí todavía no se me han ido los que han dado el alta( ¡a no, que eso es verdad!); pero sí que sueño con que la supervisora nos llama cada cinco minutos para que les rogemos a los pacientes que recojan rápido y se marchen de una vez a sus hogares ( a no, que eso es verdad); ¡va!, pero sí que sueño con que suben los pacientes de urgencias, sin avisar, y todavía no está preparada la habitación, tocándoles esperar en el pasillo ( ¡aysss, esto también es verdad!). Si es que no sueño, con tal nivel de estrés, duermo fatal.
         Lo que sí que hago es cuando suena el teléfono en mi casa no cogerlo… por si es el médico de admisión y me quiere traer un paciente (como se entere de que me sobran dos habitaciones, veras tú).


         Y aquí viene la explicación del título de esta entrada. Sabéis que acaba de salir mi nueva novela y la cosa va de misterio… pero me he dado cuenta hoy de que más misterio que tiene la gripe, nada, señores. ¡Amenábar, estate atento que te voy a dar ideas!:
         ▪¿«A» de qué? ¿Me lo explica alguien? De:
                            Asusta (mucho)…
                             Altamente contagiosa…
                             Astuta (no hay vacuna que valga)…
                            Asquerosa (por los mocos)…
                            Arpía (mala)…
                             Ardorosa (por la fiebre)…
                            Álgica (dolorosa)…
         ▪¿Realmente la vacuna de la gripe sirve para algo? ¿Serán de suero salino limpio? Me lo empiezo a plantear…
         ▪¿Y el Oseltamivir o Tamiflu? ¿Os suena a placebo?
         ▪¿Por qué se llama Tamiflu? ¿Es familia del Tamagochi? ¿Cuesta 70 euros la caja de diez cápsulas? Porque sí es así, Pablo Iglesias, ¡al loro!, hay un nuevo rico por ahí… ¡Ataca!
         ▪¿Hay personas inmunes? Porque yo, ayer, de las diez habitaciones que tenía a mi cargo, seis eran aisladas y casi todas por gripe A. En estas últimas semanas se han dado muchos casos de pacientes que después de llevar varios días ingresados en nuestra unidad, nos avisa preventiva de que es portador de la Gripe A y me la he comido con patatas (no en sentido literal, es una frase que usamos mucho). Y, misteriosamente, hoy que libraba (uno siempre se pone malo los días que libra)… ¡me he despertado sana! Tengo un subidón del tipo Supernurse. Espero no enfermar ahora que estoy en plenas negociaciones con Marvel para que haga un cómic mío.


         Os debo una disculpa, hacía tiempo que no escribía en el blog. Entre el estrés, el sueño, la promoción de Crimen se escribe con A, las 73 horas que debo, y ponerme el termómetro, no me da la vida para blogs. Perdonadme queridos míos. Espero que me entendáis y no dejéis de seguirme… una heroína como yo, inmune a la Gripe A, sin sus fans no es nadie… (me voy a poner el termómetro de nuevo porque creo que empiezo a delirar).
         Besitos!!!

         

2 comentarios:

  1. Jajajaja, me ha gustado la entrada, es buena. animo enfermera.

    ResponderEliminar
  2. Es fantástica tú clave de humor para describir una situación tan nefasta y sí querida compañera eres una superheroina. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar