jueves, 22 de mayo de 2014

SEGUNDA EDICIÓN


         Hoy me despierto con la noticia de que Abrázame que no te quiero ya tiene segunda edición y os podéis imaginar lo feliz que me hace eso. No lleva ni un mes en el mercado…

         Pero desde el principio todo este asunto ha sido como mágico y no me está trayendo más que buenas noticias, alegrías, y sorpresas. Como sabéis, yo no tenía pensado escribir un libro. Yo me desperté una mañana, estaba en paro, sabía que por poco tiempo, pero en paro al fin y al cabo, y se me ocurrió la idea de la que parte este libro, me puse a escribir sin saber muy bien cómo y las palabras fueron surgiendo.
         Os cuento esto porque creo que muchas veces en nuestro día a día, no nos escuchamos a nosotros mismos. Nos obcecamos con nuestra rutina y con salvar el día y llegar a fin de mes. Creo que somos capaces de lograr, con más o menos esfuerzo, lo que nos propongamos, a mayor o menos escala. No hay que ponerse barreras a uno mismo, bastantes pone la vida ya. Hay que abrir todas las ventanas que podamos y preguntarle a nuestro ser qué es lo que le gusta hacer de verdad, aunque parezca imposible de realizar.
         No todo en la vida es trabajo, aunque a veces lo parezca. Y en nuestra profesión, más que en muchas otras, hay que buscar vías de escape, aliviar nuestra mente de la sobrecarga de «maldadas» que vemos a diario, entre ellas, la injusta enfermedad.
         No estoy diciendo que los enfermeros que están en paro escriban un libro, estoy diciendo que ellos y los que trabajamos, nos escuchemos a nosotros mismos, y que inventemos, que nos apoyemos, que investiguemos, que nos hagamos oír, para crecer hay que arriesgar. Me refiero a crecer como personas y lo extrapolo al colectivo. Mirémonos a nosotros mismos, en nuestros servicios: ¿En qué podemos mejorar? ¿Qué ventanas podemos abrir?
         Yo de momento, valorando lo poco que conocen nuestros pacientes, la verdadera función de una enfermera, me presento y le explico todo lo que les voy a realizar… algo es algo. Os adjunto un estudio, de unas compañeras que demuestra esto que digo. 

         La protagonista de mi novela es enfermera, y habrá muchas más, aunque sea con ese pequeño detalle siento que le digo al mundo que enfermería es una profesión, que fuimos a la universidad, y que tenemos mucho que aportar… ¿os apuntáis?  ¡Venga, a abrir ventanas!
         Y no está de más recordaos, que Abrázame que no te quiero, es perfecta como vía de escape, alguna risilla os garantizo.
         Después de este colocón de felicidad tipo oso amoroso ¡Feliz fin de semana! ¡Me voy de boda!

         

4 comentarios:

  1. Enhorabuena, que disfrutes del fin de semana!!

    ResponderEliminar
  2. Me encontré tu blog por casualidad y ahora soy una de tus seguidoras.
    Enhorabuena por tu libro. Yo ya tengo un ejemplar de la primera edición del primer libro de una gran escritora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Semi!! Espero que te guste!! Millones de besos

      Eliminar